jueves, 28 de octubre de 2010

POESÍAS, CANCIONES Y ADIVINANZAS

LA CASTAÑERA (CANCIÓN)
Cuando es el tiempo de las castañas,
la castañera, la castañera
,
baja y vende castañas,
en la ciudad .
La camisa le va pequeña,
la faldita le hace campana,
los zapatos le hacen clon-clon
y al bailar
se ríe un montón.
Las castañas están muy ricas,
las castañas están chipén,
las comemos todos juntitos
las castañas saben muy bien.

POESÍA
Yo soy la castañera.
Castañas te vendo yo
son ricas y redonditas,
todas de color marrón.
Te puedo vender una
te puedo vender dos.
Con ellas te regalo
alegría e ilusión.
Cuando llegué el otoño
salimos a pasear
y con las ricas castañas
tus manos calentarás.

ADIVINANZA
Tres vestidos me has de quitar
antes de llegarme a la piel.
El primero pinchándote los dedos,
el segundo asándome en fuego,
el tercero, que es la camisa,
con un pellizquito me lo quitarás.

Y PARA LOS MAYORES
Oda a una castaña en el suelo
(Pablo Neruda)
Del follaje erizado
caíste
completa
de madera pulida,
de lúcida caoba,
lista
como un violín que acaba
de nacer en la altura,
y cae
terminado en secreto
entre pájaros y hojas,
escuela de la forma,
linaje de leña y de la harina,
instrumento ovalado
que guarda en su estructura
delicia intacta y rosa comestible
En lo alto abandonaste
el erizado erizo
que, entreabrió sus espinas
en la luz del castaño,
por esa partidura
viste el mundo,
pájaros
llenos de sílabas,
rocío
con estrellas,
y abajo
cabezas de muchachos y muchachas,
hierbas que tiemblan sin reposo,
humo que sube y sube.
Te decidiste,
castaña,
y saltaste a la tierra,
bruñida y preparada,
endurecida y suave
como un pequeño seno
de las islas de América.
Caíste
golpeando
el suelo
pero nada pasó,
la hierba
siguió temblando, el viejo
castaño susurró como las bocas
de toda una arboleda,
cayó una hoja del otoño rojo,
firme siguieron trabajando
las horas en la tierra.
Porque eres
sólo
una semilla,
castaño, otoño, tierra,
agua, altura, silencio
prepararon el germen,
la harinosa espesura,
los párpados maternos
que abrirán, enterrados,
de nuevo hacia la altura
la magnitud sencilla
de un follaje,

la oscura trama húmeda
de unas nuevas raíces,
las antiguas y nuevas dimensiones
de otro castaño en la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada